bomberos-llevan-feretro-Italia

“Perdónanos por haber llegado tarde”.

La emotiva carta escrita por un bombero a Giulia Rinaldo, una niña de 9 años que murió en el terremoto del sábado en Italia, fue colocada sobre el féretro de la menor.

Giulia fue encontrada sobre su hermana menor, Georgia, quien fue rescatada con vida luego de permanecer 16 horas entre los escombros en la localidad de Pescara del Tronto.

La niña es una de las 35 víctimas del sismo cuyo funeral conjunto tuvo lugar en la capital provincial, Ascoli Piceno.

Al servicio, el primer acto oficial tras el terremoto que dejó al menos 300 muertos según un nuevo recuento, asistieron el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el presidente italiano, Sergio Mattarella, entre otras autoridades.

El funeral de Estado tuvo lugar en un polideportivo adyacente a un hospital donde se colocaron los féretros con los restos de las 35 víctimas.

Algunos familiares siguieron la ceremonia en el suelo abrazados a los ataúdes.

También fue decretado un día de duelo nacional, con banderas a media asta en todo el país.

“Adiós, Guilia”

La historia de Giulia fue mencionda por el obispo de Ascoli Piceno, Giovanni D’Ercole, quien presidió el funeral.

cata-bombero-niña-Italia-

El texto completo de la carta dejada sobre el féretro blanco de Giulia, firmada simplemente “Andrea”, reza:

“Hola pequeña. Sólo di una mano para rescatarte de una prisión de escombros.”

“Perdónanos por haber llegado demasiado tarde. Tu ya habías dejado de respirar cuando te hallamos, pero quiero que sepas que hicimos todo lo que pudimos para sacarte de las ruinas”.

“Cuando vuelva a mi casa en L’Aquila, sabré que hay un ángel que me mira desde el cielo y tu serás una estrella luminosa en la noche”.

“Adiós, Guilia. Te amo aunque nunca me hayas conocido”.

carat-bombero-niña-Italia

En su homilía, D’Ercole pronunció los nombres de 35 de los fallecidos y aseguró que los campanarios de las localidades golpeadas por el terremoto “se han caído, no suenan más”, pero “volverán a tocar, recuperarán el sonido de la mañana de la Pascua”.

El departamento de Protección Civil actualizó a 290 el número de muertos, tras los últimos rescates. El mismo Departamento informó qué más de 380 personas están siendo tratadas por lesiones.

Cerca de 2.500 pobladores quedaron sin hogar por el sismo, el más letal en Italia desde 2009.