Declaran-erradicado-el-sarampión-en-america

La declaración de la eliminación del sarampión fue entregada por el Comité Internacional de Expertos (CIE) de Documentación y Verificación de la Eliminación del Sarampión, Rubéola y Síndrome de Rubéola Congénita en las Américas, durante el 55° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), a la que esta semana están asistiendo los ministros de Salud de la región.

“Hoy es un día histórico para nuestra región y sin duda para el mundo. Es la prueba del notable éxito que se puede lograr cuando los países trabajan juntos en solidaridad para alcanzar una meta común”, subrayó Carissa F. Etienne, directora de la OPS/OMS. “Es el resultado de un compromiso que se hizo más de dos décadas atrás, en 1994, cuando los países de las Américas se comprometieron a terminar con el sarampión al comienzo del siglo XXI”, añadió.

Antes de comenzar la vacunación masiva en 1980, el sarampión causaba cerca de 2.6 millones de muertes al año en el mundo. En las Américas entre 1971 y 1979 ocasionó cerca de 101,800 defunciones. Un estudio sobre la efectividad de la eliminación del sarampión en América Latina y el Caribe ha estimado que con la vacunación, 3,2 millones de casos de sarampión y 16.000 muertes habrán sido prevenidos en la región entre 2000 y 2020.

“Este hito histórico nunca habría sido posible sin el firme compromiso político de nuestros Estados Miembros de garantizar que todos los niños tengan acceso a las vacunas que salvan vidas. No habría sido posible sin la generosidad y el compromiso de los trabajadores de salud y los voluntarios que han trabajado arduamente para llevar los beneficios de las vacunas a todas las personas, incluidas las comunidades vulnerables y de difícil acceso. Tampoco habría sido posible sin el fuerte liderazgo y la coordinación de la OPS, oficina regional de la OMS para las Américas”, afirmó Etienne.

Según un documento de la OPS, la vacuna conta el sarampión previno 17.1 millones de muertes en el mundo entre los años 2000 y 2014, con un descenso del 79% en las defunciones.