huracán-Matthew

Más de dos millones de estadounidenses comenzaron a autoevacuarse en el estado de Florida, lugar donde se espera que este jueves impacte el huracán Matthew que con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora cruzó el archipiélago de las Bahamas tras dejar Cuba y Haití.

“Se acabó el tiempo, el huracán se está aproximando a Florida. Si estás dentro de la zona de evacuación, abandonala ahora”, tuiteó el gobernador del estado, Rick Scott, en una serie de mensajes, muchos de ellos en español, en los que destacó que el fenómeno “es potencialmente mortal”.

Además del éxodo, más de 550 vuelos fueron cancelados por el huracán que avanza en dirección noroeste a una velocidad de 17 kilómetros por hora y el ojo del huracán se encuentra 160 kilómetros al sur-sureste de Nassau y 480 kilómetros al sureste de Palm Beach (Florida).

Aunque el huracán, que llegó a ser de categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpsonm, se fue debilitando, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) espera que recupere fuerza a lo largo de este jueves y que ascienda a categoría 4 (con vientos de entre 210 y 249 km/h) al llegar a Florida, consignó la agencia EFE.

Según un probable patrón de trayectoria, “Matthew debería pasar cerca de las islas Andros y Nueva Providencia (la de Nassau) en las Bahamas nororientales temprano por la mañana, después cerca de Gran Bahama y acercarse mucho a la costa este de la península de Florida desde la noche del jueves a la del viernes”.

Haití declaró la catástrofe

El Gobierno de Haití declaró este jueves el estado de catástrofe por los daños causados por el huracán Matthew, que golpeó el país el martes, y que, según las informaciones oficiales, dejó al menos 23 muertos, aunque se teme que las víctimas fatales aumenten.

La dirección de Protección Civil confirmó el hallazgo de nuevos cadáveres en Jeremie, Les Cayes, Gonave y Les Anglais, todos en la región sur del país, que se mantiene incomunicada debido al colapso del puente que comunica la zona con la capital.

Hasta el momento las autoridades no han podido determinar con exactitud la cantidad de víctimas del huracán, pero las imágenes de las zonas afectadas son devastadores y se teme que haya una gran cantidad de fallecidos y cuantiosos daños materiales.

Según diversas fuentes, unas 340.000 fueron afectadas por el ciclón, que cruzó el archipiélago de las Bahamas en dirección a Florida, tras afectar también República Dominicana, Jamaica y Cuba.