14806813104124

El escándalo de abuso sexual en el fútbol inglés se está convirtiendo en una bola de nieve que crece cada día.

Lo que comenzó como un problema singular de una víctima, un acusado y un equipo modesto ha crecido hasta salpicar al actual líder de la Liga Premier.

Un exjugador del Chelsea aseguró que recibió unos US$80.000 para que mantuviera en silencio el abuso sexual que asegura sufrió cuando formaba parte de las inferiores del club londinense.

Gary Johnson, quien formó parte del primer equipo del Chelsea entre 1978 y 1981, contó al tabloide británico Mirror que fue abusado durante su adolescencia por Eddie Heath, quien fue el jefe de cazatalentos del club en la década del 70 y que murió hace unos años.

Según revela el Mirror, Johnson firmó un acuerdo de confidencialidad en 2015 a cambio del dinero, pero aclaró que no el club no aceptó ninguna responsabilidad.

Antes de hacerse pública la versión de Johnson, Chelsea ya había solicitado a una firma de abogados para que investigara las acusaciones sobre uno de sus antiguos empleados, ahora difunto.

La acusación que involucra al actual líder de la Liga Premier es la más reciente de la serie de casos de abusos cometidos contra niños que ha sacude al fútbol inglés desde hace dos semanas.

Este jueves la policía británica informó que 350 víctimas han denunciadoabusosque sufrieron en una variedad de clubes durante sus años formativos.

¿Cuántos más hay?

Johnson llegó a Chelsea cuando tenía 11 años en 1970 desde donde fue ascendiendo a través de la categoría inferiores del club.

Según contó al periódico, el abuso de Heath comenzó cuando tuvo 13 años y que en 2014 fue a la policía para denunciar lo que había pasado.

Debido a que las autoridades le recomendaron que “fuera a Chelsea”, Johnson contrató un bufete de abogados para contactar a Chelsea y pedir compensación.

_92804244__92727841_eatocknewcastle

“Ellos básicamente dijeron ‘pruébalo’. Me hicieron sentir como si ellos pensaban que lo había inventado”, recordó.
Johnson dio a entender que con su confesión no busca más dinero.

“Millones de aficionados alrededor del mundo miran al Chelsea. Es uno de los clubes más grandes y más ricos del mundo”, resaltó.

“Todos sus aficionados merecen saber la verdad de lo que pasaba. Se que ellos me pidieron firmar un documento de confidencialidad, pero ¿cuántos más hay allá afuera?”.

“Tal vez le pagaron a otros por su silencio. Espero que a ningún club le permitan encubrir esto, nadie debería escapar de la justicia”.

Según pudo conocer la BBC, la clausura de confidencialidad quedó sin efecto el pasado miércoles.

Posible castigo

Chelsea informó a través de un comunicado que está llevando a cabo una investigación “concerniente a un individuo que fue empleado por el club en los años 70, ahora difunto”.

El club también contactó a la Asociación Inglesa de fútbol (FA, por sus sigla en inglés) para asegurar que reciban toda la ayuda posible como parte de su investigación más amplia”.

“Esto incluirá cualquier información que sea relevante que surja de la investigación del club”, concluyó el texto.

_92804247__92794832_17d02ae7-b25c-4a1b-acef-d70e277768c4
Las acusaciones también implican al Southampton luego que dos de sus exjugadores, Dean Radford (foto) y Jamie Webb, contaran los abusos que sufrieron de niños.

Sin embargo, Chelsea podría ser sancionado su la FA o la Liga Premier confirman que el acuerdo alcanzado con Johnson viola el reglamento en referencia a las acusaciones de abusos sexuales.

La norma establece que los clubes deben notificar de cualquier evidencia de abuso a memores o adultos.

De ser hallados culpables, Chelsea podría recibir un fuerte multa, aunque es poco probable que reciba un castigo deportivo en cuanto a puntos ya que lo que ocurrió fue muchos años antes de que el club fuera adquirido por el ruso Roman Abramovich en 2003 y que ahora no hay riesgo de que haya abusos en sus divisiones inferiores.

Temas Relacionados
EL Escándalo de Abuso de Menores en el Fútbol Inglés