56ec72c5d07b0_324x215

Esto, completó el diplomático, “no afecta sólo a los intereses fundamentales de las relaciones entre China y Estados Unidos, sino también a la paz, la estabilidad y la prosperidad de Asia-Pacífico y del resto del mundo”.

Geng aseguró que el Gobierno chino “está seriamente preocupado” por las declaraciones de Trump que emitió la cadena de TV Fox News, en las que puso en duda la necesidad de mantener ese principio, que rige las relaciones entre ambos gigantes desde 1972.

El portavoz de la cancillería china no dejó lugar a dudas: “Quiero enfatizar que la cuestión de Taiwán es realmente un interés central para China”. Y recordó que “la adhesión al principio de ‘una sola China’ representa los cimientos políticos para el desarrollo de las relaciones entre China y Estados Unidos”.

Si el principio de “una sola China” se ve “comprometido o interrumpido, el crecimiento estable de las relaciones entre China y Estados Unidos, así como la cooperación en las áreas más importantes, está fuera de discusión”, advirtió Geng, quien en nombre de Beijing “urgió” a que “Estados Unidos gestione este asunto de manera adecuada y prudente”.