La pantalla sin bordes es la gran tendencia de 2017 en el diseño de móviles. Incluso si no todos los fabricantes se han lanzado a ella todavía, como es el caso de Huawei, el camino a seguir ya ha sido marcado por Samsung y LG. Es esta última quien más parece estar invirtiendo en el formato en estos momentos, pues pronto anunciarán un móvil de gama media con pantalla en formato 2:1.

Se trata del LG Q6, cuyo nombre ya hace referencia al móvil tope de gama del que se fija para su diseño, el LG G6. Será un dispositivo de gama media, por lo que no puede competir en potencia con su referente, pero lo que van a restar de potencia también van a restarlo del precio: costará 349 euros en su modelo básico.

Todavía no hay una fecha de fijada de lanzamiento, sin embargo: llegará a Asia en agosto y, después, a Europa y América.

Entre sus principales características figura el cuerpo de aluminio, la ya citada una pantalla sin casi bordes de 5,5 pulgadas en formato 18:9, o 2:1, a una resolución de 1080×2160. Es algo más pequeña y tiene menos resolución que el panel del G6. A su vez, integrará una batería de 3.000mAh, Android 7.1.1 (con Google Assistant en los países angloparlantes) y contará con varias opciones de memoria RAM y almacenamiento interno:

– 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento (Q6)

– 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento (Q6+)

– 2GB de RAM y 16GB de almacenamiento (Q6a)

En cuanto a los colores, hay cinco en total: negro, blanco, gris, azul y dorado, si bien no todos los modelos están disponibles en todos los colores.

Por último, el Q6 también ha perdido la doble cámara trasera del G6, por lo que se queda sin ese gran angular tan práctico. La cámara que queda tiene 13 megapíxeles y se combina con la cámara delantera de 5 megapíxeles, que en este caso sí tiene un angular más amplio (100 grados) para hacer selfies más cómodamente.

Al margen de sus características, lo más interesante de este móvil es que traslada la nueva moda en diseño a una gama que será más asequible, lo que abrirá también las puertas a que futuras empresas se animen a hacer lo mismo.