Paint finalmente se queda, pues en menos de un día Microsoft ha cambiado de postura por completo. En lugar de acabar con su sencillo programa de dibujo, que llevaba 32 años formando parte de Windows y que ha sido también parte de la vida de varias generaciones de usuarios, ha encontrado una solución para que siga viviendo.

Aunque a partir de ahora Paint no estará disponible en Windows 10 como un programa por defecto, como sí lo están WordPad o el Reproductor de Windows Media, sí que se podrá seguir usando. Para ello, habrá que descargarlo e instalarlo desde la Tienda oficial de Windows.

Mientras tanto, Paint 3D será la aplicación que llegue instalada en Windows 10 en el futuro. Se trata de una versión ‘mejorada’ y con más opciones de su predecesor, entre las que destaca la posibilidad de crear montajes en 3D.

“Hoy hemos observado el aluvión de apoyo y de nostalgia alrededor de MS Paint. Si hay algo que hemos aprendido, es que tras 32 años MS Paint tiene muchos seguidores. Ver tanto amor por nuestra vieja y fiel aplicación ha sido impresionante”, aseguran desde Microsoft en su blog.

Pese a sus limitaciones, Paint es una aplicación muy utilizada por usuarios que quieren recordar su infancia o juventud con el sencillo programa de dibujo y edición de imágenes. La pasión de algunos es tal que hay películas completas refabricadas en el programa, como es el caso de Blade Runner.