Los buzos han encontrado este martes los primeros restos mortales de los diez marines desaparecidos ayer en el choque de un buque militar con un petrolero cerca de Singapur, que dejó además cinco heridos.

Los cuerpos han sido localizados en el interior del destructor, el USS John S. McCain, en los compartimientos sellados, según ha confirmado el comandante estadounidense de la Flota del Pacífico, el Almirante Scott Swift, a los periodistas desde la base naval de Changi (Singapur) donde está atracado el buque dañado.

Swift ha añadido que la marina de EEUU está trabajando en la identificación de otro cadáver encontrado por la marina de Malasia para ver si es uno de los diez desaparecidos.

El USS John S. McCain y el buque tanque Alnic MC chocaron el lunes mientras el barco estadounidense se acercaba a Singapur en una llamada de puerto de rutina. El impacto rompió un agujero en la línea de flotación del buque de guerra, en la parte de los camarotes donde dormías los marines.

La Armada de Estados Unidos ordenó ayer, tras el accidente, la suspensión temporal de sus operaciones a nivel mundial y una revisión en la Séptima Flota del Pacífico.

Esta es la segunda vez en los últimos dos meses que un buque militar estadounidense de la 7ª Flota con base en el puerto japonés de Yokosuka, en Japón, se ve implicado en un suceso similar tras el accidente que sufrió en junio el USS Fitzgerald, en el que murieron siete tripulantes de ese destructor que en un principio también fueron declarados como “desaparecidos”.

También sería el cuarto accidente que sufre la marina estadounidense en el Pacífico, ya que en mayo el crucero USS Lake Champlain fue golpeado por un pequeño barco pesquero cerca de la Península de Corea, y antes, en enero, el USS Antietam encalló cuando intentaba atracar en la bahía de Tokio.

(REUTERS)